Compromís denuncia los continuos recortes en prevención del VIH/SIDA

Ferri: “Mientras los fondos para campañas de sensibilización se están recortando drásticamente, el coste que debe asumir la administración para el tratamiento de las personas infectadas aumenta”.

El portavoz adjunto de Compromís, Fran Ferri, ha criticado hoy los continuos recortes aplicados por el Consell en materia de información y prevención del VIH/SIDA.

El diputado de Compromís registró una batería de preguntas parlamentarias en las Cortes para conocer cuál había sido el gasto de la Generalitat en los años 2012 y 2013 en campañas de sensibilización y prevención de la infección del VIH y cuál había sido el gasto también en esos años en la financiación del tratamiento a personas con VIH.

De los datos aportados por la Conselleria de Sanidad se desprende que mientras los fondos para campañas de prevención se están recortando drásticamente, el coste que debe asumir la administración para el tratamiento de las personas infectadas aumenta.

Así el coste farmacéutico de los tratamientos antirretrovirales en 2012 en el País Valenciano fue de 79,6 millones de euros, en 2013 está cifra aumentó hasta los 81,7 millones de euros.

Por el contrario la inversión en el material divulgativo que distribuyen los tres Centros de Información y Prevención del Sida (CIPS) que hay en nuestro territorio pasó de los 35.227 euros de 2012 a los 18.374 euros de 2013. Del mismo modo también se redujeron las ayudas a entidades que colaboran en programas de sensibilización, los 457.987 euros de 2012, a los 439.680 de 2013. Finalmente, se destinaron 401.117 euros en 2012 para casas y pisos de acogida de ONG que atienden a personas infectadas, reduciéndose esta cifra hasta los 373.339 euros en 2013.

Para Ferri “estos datos evidencian que, aparte del grandísimo coste humano y social que conlleva recortar en las campañas de sensibilización y prevención necesarias, esta reducción de recursos económicos destinados a combatir el origen de la problemática del SIDA supone en realidad un coste económico superior para las arcas públicas, con el aumento de infecciones y el consecuente aumento de los tratamientos médicos”.

“En lugar de recortar se debe hacer un esfuerzo adicional en investigación, en subvención de programas de entidades sociales y en campañas institucionales para promover una salud sexual plena y segura”.

Ferri denuncia el efecto negativo que los recortes en prevención están provocando y apunta que por el contrario hay que impulsar e intensificar el compromiso social en esta materia, “sobre todo de la administración pero también por parte de entidades y de la ciudadanía, sumando esfuerzos en la prevención de la transmisión del VIH/SIDA y otras infecciones de transmisión sexual, así como en la defensa de la salud, los derechos y la dignidad de las personas que conviven con esta enfermedad”.

Arxivat en: Sanitat i Benestar Social

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *